<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d35272994\x26blogName\x3d.\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://joankandam.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://joankandam.blogspot.com/\x26vt\x3d-6048760421372216616', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

.


MI QUERIDO POLIORAMA

sábado, noviembre 17, 2007
"Hay que perseguir los sueños porque algún día puedes alcanzarlos"





Me presenté a un casting hace algún tiempo. Siempre he sentido pasión por las artes escénicas. Me hubiera gustado dedicarme pero opté por la parte práctica así que paralelamente a mi trabajo fuí haciendo cosas más o menos importantes.


Llego el gran día: El casting se realizaba en el gran teatro Poliorama de Barcelona a las 16h.
Bajé puntual por las Ramblas mientras iba con las típicas elucubraciones. -¿qué coño hago aqui?, -!me voy a quedar en blanco!- , -!ya no tengo edad!-, -!seguro que tropiezo y me esmorro!-, -! seguro esta amañado!-.

Entré en un bar, todavía faltaban veinte minutos, pedí una estrella, y luego pedí otra, por aquello de que se me pegase algo del estrellato. Respiré hondo antes de entrar en el Teatro.


LA ENTRADA TRIUMFAL


Alli me encontraba acompañado hacia su interior por una azafata muy cursi y bajando por el patio de butacas. Me esperaba en la septima fila el Director del casting, casi sin alzar la vista de sus papeles me preguntó. -!hola Juan!, ¿me traes el curriculum?, se lo entregué con mi mano más temblorosa. El currículum estaba infladisimo y dispongo de mucha imaginación así que no me recorté en experiencia profesional, casi me faltó por poner que había trabajado con martin scorsese y había estado a las ordenes de Cervantes. También le entregué una foto trucada con el foto chop que me agenció mi amiga Marta, donde salia yo maquillado como una vedette para realzar mi juventud y vestido entre elegante y sofisticado . Marta aplicó una pequeña hormiga del tamaño de una rata cerca de mi mirándome atentamente. Así que el Director levantó la cabeza como buscando quien era aquel ser tan extraño de la foto y si existia de verdad.


EMPIEZA EL CHOU/PRIMER ACTO


-! Adelante Juan, el teatro Poliorama es todo tuyo!- y allí me coloqué yo, delante casi de él en pasillo central en medio del patio de butacas. Mis manos empezaron los aspavientos, mis labios gesticulaban recitando palabras eternas cuando de pronto escuche una voz subida de tono,

-! Juan, Juan, perdoname pero...el escenario está arriba-! mmmmmm, quizás mi excesiva humildad me traicionó, me encontraba indigno de ese gran escenario; imaginé que alguien tan insignificante no podía actuar arriba.Mi lugar estaba con la plebe. Le hicé caso y subi las escaleras.


VUELTA A EMPEZAR/Primer acto


Volví con más fuerzas si cabe, desde esa perpectiva me sentía grande, no tardé en imaginar los asientos ocupados, alcé la mirada y los balcones tambien se hallaban a rebosar, nadie tosía, todos espectantes. Hasta que volvieron a interrumpirme, esta vez apoyado por el cámara que me filmaba desde la derecha del escenario. -!el micro, el microooo!-, y es que en medio había un micro como abandonado sin querer y fue entonces cuando comprendí que quien debía utilizarlo era yo.



INTERRUPCION Y SIGAMOS DONDE LO DEJAMOS/segundo acto


Esta vez podía ver como mi público fantasma me podía escuchar y vibrar con cada palabra, el espectaculo seguía, de pronto mis manos fueron en busca de algo en los bolsillos, los saqué de forma discreta y me los coloqué debajo la camiseta simulando dos turgentes pechos.En mis ensayos como no sabia que colocarme opté por escoger dos huevos kinder, y allí estaba yo, cambiando el registro de voz emulando una tierna y eficiente secretaria atendiendo al teléfono. pero uno de los juguetones huevos kinder resbaló , y fue cuando el Director ví como alargaba el cuello para confirmar sus sospechas. Todo el mundo conoce el huevo kinder.


AQUELLOS OJOS FIJOS/tercer acto

Fue entonces cuando vi al Director del casting mirandome por primera vez muy fijamente, sus ojos parecían buscar una respuesta, ¿es real lo que estoy viendo?, y yo desviaba mi mirada hacia el lateral del escenario y alli se encontraba el otro ojo escrutador de la cámara. Volvíi a mirar hacia adelante y abajo, y volví a encontrarme esos ojos clavados y tan y tan abiertos.

No recuerdo cuanto tiempo transcurrió, el Director se puso en pie y gritaba sin parar, vale, vale valeeeeeeeeeeee; quizás llevaba tiempo diciendome vale, pero he de reconocer que yo me encontraba en extasis por la situación que me superaba. Podía haber escogido un fantástico "gracias", o un "perfecto, pero ya estamos" o un simple "bravo. Se acabó".¿No crees?.


LA DESPEDIDA


Hasta los grandes amantes han de despedirse al final de sus días y esta experiencia tocaba su fin. El Director sin levantar la cabeza de mi currículum dibujando una sonrisa que todavía no se descifrar, me preguntó:

¿Juan y si te llamamos estarás disponible sin problemas?, y yo contesté con un escueto -!si claro!-, luego pensé que esa pregunta formaba parte del examen, que me tenía que haber enrollado, que quizás debía de acabar por seducirle con mi locuacidad, pero dije un bonito -!si claro!- como el dice un -!si quiero!- en el altar.

Mi sueño se cumplió, actué en el gran Teatro Poliorama delante de cientos de butacas y esa miradaaaaa y esa miradaaaa fija que no logro borrar de mi mente.
(historia real)



ATRAPADOS EN EL HIELO

miércoles, noviembre 14, 2007











ATRAPADOS EN EL HIELO

SHACKELTON



«Se buscan hombres para un viaje peligroso. Sueldo bajo. Frío extremo. Largos meses de oscuridad completa. Peligro constante. No es seguro volver con vida».




Con este anuncio El explorador Shackleton reclutó la tripulación.

El 5 de Diciembre de 1914 partió el barco "Endurance" con su capitan Shackelton y con 28 tripulantes hacia el mar de wedell en la Antartida. Al llegar se debatian entre los grandes bloques de hielo y durante 10 meses fueron arrastrados lentamente por las corrientes.



El 20 de Enero de 1915 el endurance quedó finalmente atrapado en el hielo a 85 millas tan sólo de su destino. A un día de navegación. Ahora rendidos al futil intento de liberar al barco. En las largas horas la tripulación trataba de matar el tiempo, leyendo o jugando con los 50 y tantos perros que se convirtieron en el juguete de los aventureros . Otros dormian sin ningún aliciente.



El día 27 de Octubre después de meses de escuchar la presión y el temblor del barco sucumbió.

Salvaron cuanto pudieron durante el mes siguiente, y finalmente el 21 de noviembre de 1915 el Endurance se hundió. Shackleton y sus hombres acamparon en el hielo.


CAMPAMENTO OCEANO

El día que se tuvieron que sacrificar muchos de alos animales fue un día muy triste para todos. Las paredes de las tiendas eran muy finas. El suelo constantemente mojado. Las raciones mínimas, foca frita o masa de harina y té.
El primer campamento lo llamaron Oceano, el segundo Santa paciencia.






Cinco meses después,emprendieron viaje en los tres botes que habían conseguido sacar del barco. Tras una semana remando entre bloques de hielo a temperaturas por debajo de los 30º, llegaron al extremo noreste de la Isla Elefante,

ISLA ELEFANTE
pudiendo así acampar en tierra firme por primera vez después de 16 meses. Sin embargo, ante la peligrosidad que revestía el permanecer en la estrecha playa de Cabo Valentín, tuvieron que volver a salir a navegar el día siguiente con la intención de encontrar un lugar más seguro al oeste.




El 24 de abril Shackleton y cuatro de sus hombres, en la barca más grande que tenían, la 22ft James Caird, dejaron la playa para buscar ayuda en Georgia del Sur. El invierno había comenzado, y el viaje de 800 millas a través del más bravo mar del mundo les llevó 16 días. Encontraron Georgia del Sur en medio de una terrible tormenta. Shackleton, Crean, y Worsley cruzaron la isla, sin haber descansado previamente, en 30 horas. Entraron en el centro ballenero de Stromness en mayo de 1916, donde encontraron la ayuda que habían ido a buscar. Ni uno solo de los 28 hombres de Shackleton perdió la vida. Al llegar a sus casas se encontraron con la guerra de Europa.
video

Había oído hablar sobre otras expediciones al polo sur, scott, amundsen. Un Domingo ya hace unos pocos años entré en una sala de los verdi en Barcelona, escogí un documental sobre una expedición a la Antartida. Senti curiosidad. Me impactaron muchas cosas. Las imágenes rodadas en aquellos duros momentos, las fotografías dandome las muestras del dolor pero a la vez la valentía y el sobreesfuerzo por la supervivencia, las inclemencias como las bajas temperaturas que debieron de soportar o la sensación terrible de estar a merced de la naturaleza al abrirse paso ante olas gigantescas. Pero lo consiguieron, quizás no fue un viaje afortunado desde nuestro actual pensamiento nadie se atreviría a adentrarse a la aventura sin un mínimo de seguridad, o con un mínimo de comodidades, pero en el 1900 los grandes aventureros les movía la pasión por el descubrimiento y por ser el primero en llegar.
Actualmente seguimos explorando pero demasiadas veces hay detrás estrategias políticas cuando no económicas.
Shackelton había tenido varios fracasos anteriores pero aún y que no consiguió su proposito, demostró ser recordado por haber salvado 27 vidas de una forma tan poco común.
Os aconsejo que os compreís un libro formidable de Caroline Alexander titulado "Atrapados en el hielo" os hará revivir una experiencia dramática pero también llena de momentos sublimes e irrepetibles. Los paisajes irreales, las tormentas majestuosas; el sentido del humor de los protagonistas; las anécdotas; sus peleas y la sensibilidad de cada uno de ellos.
He imaginado que tantos meses primero enclaustrados en el barco y rodeados de placas de nieve y luego en los campamentos en la intimidad de las tiendas de campaña... tambien surgió el amor, en sus diarios no se recogen como es normal en la moral tradicional, ninguna pincelada al respecto y es algo que hecho de menos en este libro; un poco de "salsa rosa".
Las cosas dicen que ocurren siempre por algo. Mirando esta tarde por Internet descubro que tendremos en el museo maritimo de Barcelona una exposición sobre La legendaria expedición, con fotografias y relatos. Yo no me la voy a perder.